fbpx
Teléfono

+41 22 959 75 00

Nuestros horarios

De lunes a jueves De 8:00 a 19:00, viernes de 8:00 a 18:00, sábado de 8:30 a 13:00

Cuidado dental niños champel

¿Por qué y cómo tratarlos?

Manchas dentales

Cada vez más comunes en nuestros niños, las manchas blancas a amarillas o marrones en los dientes permanentes, especialmente en los incisivos y los primeros molares, son una preocupación.

Los padres a menudo son alertados por la apariencia antiestética de estas manchas, pero este no es el único punto a considerar: vale la pena seguir investigando el asunto.

¿Por qué están estas manchas ahí y cómo deben ser tratadas?

Esta malformación dental, que debe ser diagnosticada rápidamente y diferenciada de otros problemas dentales, es en realidad una hipomineralización del esmalte que se produce durante la fase de formación del diente antes de que éste crezca en la boca. Afecta particularmente a los primeros molares e incisivos permanentes y por eso se llama MIH: también puede afectar a los molares de leche, lo que puede prevenir futuras malformaciones de los dientes permanentes.
Como la gravedad de esta malformación puede variar desde simples manchas hasta cubrir todo el diente, no es el aspecto estético lo que más preocupa. Estos dientes afectados tienen una mayor sensibilidad al frío, al calor, al azúcar y al ácido. El esmalte que tiene este defecto, la cavidad lo ataca más fácilmente. La unión de los materiales es más difícil y la anestesia convencional es menos eficaz para tratarla.

¿Cuáles son las causas incriminatorias?

Se señalan varios factores: nacimiento prematuro o bajo peso al nacer, infecciones recurrentes a temprana edad como otitis y bronquitis, contaminación, deficiencia vitamínica especialmente de calcio y vitamina D, tomar antibióticos...

¿Qué se puede hacer? Atención dental especializada para niños

Para proteger estos frágiles dientes, es esencial tener una higiene dental impecable. Se recomienda encarecidamente que se limiten los aperitivos en la medida de lo posible y que se eviten los alimentos agridulces para reducir la irritación. El dentista ofrece barnices y geles de flúor para fortalecer los dientes y reducir su sensibilidad. Según el tamaño y la gravedad de las lesiones, se puede considerar la posibilidad de hacer empastes temporales o permanentes. El seguimiento regular con el dentista y las nuevas técnicas de anestesia evitan el agravamiento y ayudan a encontrar las soluciones adecuadas para su hijo.